Claves para mejorar la escuela secundaria... es definido como un libro optimista e inteligente que analiza en forma realista, creativa y multidisciplinaria las acciones necesarias que deberían tomarse, los obstáculos insalvables que han de tenerse en cuenta y la mirada teórica que sirve para mejorar la educación media. La Dra. Claudia Romero, compiladora del volumen, ofrece comentarios y una apreciación personal sobre el libro.

Comentarios de la compiladora Claudia Romero

¿Cuál es la propuesta central del libro?

CLAUDIA ROMERO - El libro parte de una triple convicción: es necesario y es urgente mejorar la escuela secundaria, pero además es posible. El cambio demanda un trabajo integral, que tenga en cuenta aspectos de la gestión, de la enseñanza y que considere ciertas nuevas funciones o factores que caracterizan la etapa que actualmente atraviesa la educación secundaria: las figuras de tutores, los consejos de convivencia, los nuevos modos de tramitar la dinámica escolar.
En el caso específico del asesoramiento, además, se trasluce como una nueva función a precisar y construir en el sistema de educación en general y en el nivel secundario en particular. La formación de los docentes es un aspecto que también se ha considerado en este libro porque de nada sirve transformar las escuelas si se continua preparando docentes para la matriz tradicional.

Estamos de acuerdo en la necesidad y la urgencia de esta reforma, pero en cuanto a lo “posible”, podría discutirse qué alcance tiene ese optimismo… ¿Se refiere a aspectos estructurales, a las políticas? Muchos creen que en materia de educación secundaria sólo se han sostenido políticas “de aguante”.

Este es un libro optimista: cree que la escuela secundaria se puede mejorar. Necesita cambios de distintos tipos, algunos estructurales. Diríamos que lo primero es reconocer que la escuela está enferma de una especie de melancolía, o de cierto padecimiento que tiene que ver con la melancolía, en el sentido de que la aqueja un mal de la transición, mal de frontera, un mal propio de los migrantes, los que dejan atrás un mundo que pierden y están a la búsqueda de algo nuevo que todavía no ha llegado, como define la melancolía Roger Bartra (1).
¿Por qué digo esto? Porque la secundaria como escuela ha dejado atrás un modelo que ha fracasado, que se caracterizaba por se fundante de una escuela selectiva, elitista y profundamente academicista y no ha llegado aún a otra parte. Ese modelo original aun resiste de todos modos en las prácticas y estructuras, pero se avizora, un nuevo modelo: inclusivo, abierto a la heterogeneidad y en el que la secundaria forma parte de la educación básica. Pero es un modelo de transición porque esto está gestándose.

¿Y qué es lo específico de la escuela secundaria? Qué de estas problemáticas son propias de este nivel de enseñanza, de su historia, de su actualidad?

Lo muy específico de la secundaria es su impronta selectiva, porque fue pensada y diseñada para formar elites, no masas. La secundaria nació para un grupo de personas. Y ha mutado por dos cuestiones fuertes: por una parte, un avance de las demandas sobre la escuela, que la convirtieron en un nivel masivo. Nuestros abuelos en general no fueron a la escuela secundaria, y hoy un altísimo porcentaje de la población aspira a ir, pero hasta los años 60’ sólo una cuarta parte de la población terminaba la escuela secundaria. A esta cuestión se añade la ley que dice recientemente que todos tienen que ira la escuela. La primaria, en cambio, fue originalmente pensada para todos, es pansófica, es universal desde su origen.
¿Y esta es una problemática argentina o es más amplia?
En distintos países aparecieron formatos diferentes de escuela secundaria, pero esta impronta selectiva y el desafío actual de pasar de ese modelo selectivo a otro universal atraviesa la problemática de la escuela secundaria en muchos países.

¿Y cuál es el segundo factor de los que mencionaba antes?

Se trata de que en otro orden, a estos cambios estructurales, políticos y de cultura escolar se añaden los que tienen que ver con el lugar social de los adolescentes y las culturas juveniles, que se han modificado bastante. Los cambios del sistema dialogan con los nuevos modos de ser joven y con los nuevos modos de ser familia.
Hay varias dimensiones en este cambio, cada una con sus particularidades. Por eso pensamos en la gestión, la enseñanza, etc. como aspectos que organizan esa complejidad. Y el libro toma esta conceptualización en su estructura: es una compilación hecha cuidadosamente y en base a esta idea, pues se ha convocado a especialistas de cada una de esas ramas: la gestión, la tutoría, el currículum, etc.
Está dirigido a los actores escolares, trabaja sobre este margen de transformación que está en manos de los propios actores escolares; no es un libro que esté dirigido en primera instancia a “los gobernantes”, pues piensa en la propia perspectiva de los educadores, considerando de todos modos las condiciones.

Muchas gracias

Referencias
(1) . Cf. Roger Bartra: Cultura y melancolía, Barcelona: Anagrama, 2001
Más sobre este libro (ver también: www.noveduc.com/clavesparamejorar.htm)
Introducción
Si la escuela secundaria del siglo XXI algo ha de enseñar a los jóvenes, es a participar de la vida ciudadana en democracia y a ser capaces de aprender de modo sistemático en un mundo que marcha, indudablemente ya, en la dirección del aprendizaje permanente. Pero ¿cómo pueden las escuelas secundarias apropiarse de estas funciones legítimas?; ¿cómo dejar atrás modelos escolares selectivos y trabajar pedagógicamente para la inclusión y la calidad de los aprendizajes?; ¿qué caminos tienen que recorrer las instituciones y sus docentes?
Este libro reúne el pensamiento de reconocidos especialistas que aportan diferentes claves -en el campo de la gestión, el currículo, la enseñanza, la tutoría, la formación docente o el asesoramiento- para repensar en forma integral la escuela secundaria y acercarla a las necesidades educativas de la sociedad contemporánea.
Se trata de una obra insoslayable, reflexiva y útil, que reúne análisis, casos y propuestas para la acción y que está dedicada a quienes hacen el día tras día en la escuela y a quienes tienen en sus manos el poder o el deber de ayudarlos.
Índice
Introducción
La mejora de la escuela secundaria.
Claudia Romero
Primera parte.
La gestión situada
Capítulo 1.
Escuela, melancolía y transición.
Claudia Romero
Capítulo 2.
La gestión integrada e interactiva.
Antonio Bolívar
Segunda parte.
Currículum y planificación de la enseñanza
Capítulo 3.
La innovación escolar en el currículum de la escuela secundaria.
Daniel Feldman
Capítulo 4.
Enriquecer el ambiente: los recursos para la enseñanza.
Mariano Palamidessi
Tercera parte.
Nuevas responsabilidades, nuevos actores
Capítulo 5.
La tutoría: una estrategia institucional de acompañamiento
a las trayectorias escolares de los jóvenes.
Patricia Viel
Capítulo 6.
La formación de los docentes.
Andrea Alliaud
Capítulo 7.
El asesoramiento y la mejora escolar.
Antonio Bolívar y Claudia Romero
Epílogo
Una conversación acerca de las claves para mejorar

Los autores
Andrea Alliaud es Doctora en Educación y Licenciada en Ciencias de la Educación (UBA). Master en Ciencias Sociales y Educación (FLACSO, Argentina). Docente investigadora de la Facultad de Filosofía y Letras (UBA) y Docente de Posgrado en la Universidad Torcuato Di Tella. Coordinadora de Programas de Formación Docente del Instituto para el Desarrollo y la Innovación Educativa (IDIE/ OEI, Argentina). Entre otros, ocupó el cargo de Directora General de Educación Superior del Ministerio de Educación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, durante los años 2006 y 2007. Ha investigado, publicado y disertado acerca de la historia del normalismo, la biografía escolar de los docentes y el saber de la experiencia en el desempeño profesional.
Antonio Bolívar es Doctor en Filosofía y Ciencias de la Educación. Catedrático de Universidad de Didáctica y Organización Escolar en la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Granada (España). Director de la Revista Profesorado. Revista de Currículum y Formación del Profesorado. Asimismo, es miembro de Comités editoriales y científicos de varias revistas. Es presidente de la “Asociación para el Desarrollo y la Mejora Escolar” (ADEME) y miembro fundacional de los Proyectos “Cives” y “Atlántida. Educación y cultura democráticas”. Sus principales líneas de trabajo e investigación son: educación moral de la ciudadanía, asesoramiento curricular y formación de profesores, innovación y desarrollo del currículum, desarrollo organizacional, e investigación biográfico-narrativa. Sobre estos ámbitos ha publicado numerosos libros y artículos.
Daniel Feldman es Maestro Normal Nacional y Licenciado en Ciencias de la Educación (UBA). Ejerció la docencia en escuelas primarias durante diez años, así como en Institutos de Formación Docente. Es profesor en el Departamento de Ciencias de la Educación de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA e investigador en el Instituto de Investigaciones en Ciencias de la Educación de la misma facultad. Sus áreas de especialidad son Currículum y Didáctica. Coordinó proyectos curriculares para los niveles básico y medio de enseñanza en la Ciudad de Buenos Aires y asesoró a universidades en proyectos relacionados con modificaciones de planes de estudio y evaluación de ofertas de formación.
Mariano Palamidessi es Doctor en Educación (Universidad Federal do Rio Grande do Sul), Licenciado en Ciencias de la Educación (UBA) y Profesor para la Enseñanza Primaria. Coordinador del Curso Regional de Formulación y Planificación de Políticas Educativas del IIPE-UNESCO, Buenos Aires. Es Profesor del Doctorado en Ciencias Sociales de FLACSO y de la Maestría en Educación de la Universidad de San Andrés.
Ha sido Coordinador Académico de la Maestría en Educación de la Universidad de San Andrés (2005-2008) y del Posgrado en Educación y Nuevas Tecnologías de FLACSO (2004-2005), Director de la Unidad de Investigaciones Educativas del Ministerio de Educación de la Nación (2000-2001) y Coordinador de la Universidad Virtual de Quilmes (1998-1999).
Claudia Romero es Doctora en Educación (Universidad Complutense de Madrid), Profesora y Licenciada en Ciencias de la Educación (UM). Es Directora del Área de Educación de la Universidad Torcuato Di Tella y profesora de posgrado en esa Universidad. Sus áreas de especialización son: Cambio, Mejora Escolar y Gestión Educativa, sobre las que desarrolla investigación, docencia universitaria, consultoría y dirección de proyectos. Tiene una amplia e intensa trayectoria de trabajo de dos décadas con las escuelas secundarias a través de la investigación, la enseñanza, la gestión, el asesoramiento pedagógico e institucional y la formación de directivos y profesores. Ha realizado numerosas publicaciones sobre este nivel educativo.
Patricia Viel es Licenciada y Profesora en Ciencias de la Educación (UNBA). Ha transitado la Educación Secundaria por diversos caminos. Por un lado, desde las escuelas secundarias públicas y privadas, en las cuales asumió el rol de preceptora, profesora, tutora, asesora pedagógica y directora. Es capacitadora, asesora institucional y consultora pedagógica desde el Ministerio de Educación Nacional y el Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires. Coordina el COEIng, Centro de Orientación al estudiante de Ingeniería, del Departamento de Ingeniería e Investigaciones Tecnológicas de la UNLAM. Participó de experiencias de gestión y de tutoría en la escuela secundaria y la universidad y es autora de artículos sobre estos temas.