Wainerman, C. y R. Sautu (comps.), La trastienda de la investigación, Buenos Aires: Editorial de Belgrano, 1997

¿Cómo surgen los temas de investigación? ¿Cómo proceder hasta llegar a determinar los objetivos de un estudio? ¿Mediante qué complejo proceso es definido un marco teórico, y son dejados de lado todos los demás? ¿Cómo funciona la economía de esfuerzos (y la economía propiamente dicha) que impulsa, condiciona, amplía o limita una investigación académica?
La trastienda de la investigación, que en apenas una década se ha convertido casi en un clásico de la literatura metodológica, se enfoca en una serie de aspectos de la tarea académica que difícilmente suelen ser objeto de reflexión y que van más allá de la reflexión metodológica clásica. Abordan el terreno de la "cocina" del oficio, como gustan de llamarla sus autoras. Allí donde los textos metodológicos clásicos se ocupan de definir términos técnicos y prescribir los pasos ideales a seguir en una investigación, La trastienda... desmenuza la realidad del investigador, con sus habituales dificultades, equívocos y obstáculos.

¿Cuántas veces quienes supervisan proyectos de investigación han formulado la observación acerca de que el tema "debe acotarse"? Todo director de tesis ha observado confusiones entre la intención de descriptiva o explicativa de un estudio y su intención de modificar o mejorar la misma realidad que procura estudiar. Estas y otras falacias habituales son minuciosamente catalogadas, analizadas y ejemplificadas en este libro, que avanza de ese modo en la construcción de una reflexión metodológica consistente, realista y útil.
Para Zurita, este libro es uno de los pocos ejemplos de un trabajo "metametodológico", y su comentario es especialmente relevante toda vez que se sitúa en un artículo dedicado a analizar la faz literaria del científico social en un intento por entender cómo funciona la escritura en la vida profesional y académica del sociólogo (**ver artículo completo**)

Este tipo de reflexión metametodológica, que se inclina a considerar los bordes subjetivos y políticos de la investigación, ha tenido una especial recepción en el terreno educativo, siempre proclive a este tipo de examen autocrítico. Ejemplo de esto es la proliferación de trabajos que incorporan estas reflexiones y mencionan como referencia a La Trastienda.... Puede mencionarse el trabajo de Minkevich que, desde el campo de la educación física destaca "la reflexión sin la cual el investigador no podría discernir cuáles son los límites y la aportación
de cada método y, de perder el control de su propio trabajo, se forjaría ilusiones sobre la validez del mismo. A la inversa, aquel que sabe reflexionar sobre los presupuestos teóricos y metodológicos de sus propios trabajos de los demás es infinitamente mejor y es capaz de hacer su propio examen crítico, profundizar en ellos y superar estereotipos ligados a "quintas" metodológicas, y a advertirnos sobre los siempre ineludibles ingredientes subjetivos que intervienen en la construcción de un objeto." (**ver artículo completo**)

Pogré, Krichesky y Benchimol, en el contexto de una experiencia de formación en
investigación para la Formación Docente destacan el trabajo como representativo de "el desafío de articular los contenidos de manera no convencional, es decir que la materia no enseñara únicamente teoría de la investigación sino que enseñar a investigar, investigando" (**ver informe completo**)

Es de interés asimismo para ampliar en esta perspectiva el artículo de Di Virgilio, Fraga, Najmias, Navarro, Perea y Plotno donde se plantea la reflexión sobre la formación de jóvenes investigadores en Ciencias Sociales en estudios cualitativos con trabajo de campo, a partir de la experiencia de las autoras como docentes de la Cátedra Sautu de Metodología de la Investigación Social, UBA. El artículo "retoma el concepto de competencias para ordenar las prácticas de investigación propuestas por la Cátedra y, a partir de pensar al estudiante como "agente activo" en el proceso de enseñanza aprendizaje, recupera las experiencias en el aula para evaluar la propia actividad docente." (**ver artículo completo**)